Page 37 - Internos_84
P. 37

   37
      Práctica Notarial
  culo 319); contra los recursos naturales y el medio   beres de supervisión, vigilancia y control de su ac-
 ambiente (artículo 328); relativos a la energía nu- clear y a las radiaciones ionizantes (artículos 343 y 344); de riesgo provocado por explosivos -sustan- cias inflamables- (artículo 348); contra la salud públi- ca (artículo 369 bis); falsificación de moneda y efec- tos timbrados (artículo 386); falsedad en medios de pago (artículo 399 bis); cohecho (artículo 427 bis); tráfico de influencias (artículo 430); delitos de odio y enaltecimiento (artículo 510 bis) y financiación del terrorismo (artículo 576).
En relación con esta tabla de delitos hay que tener en cuenta dos puntos:
Primero: los delitos contra los derechos de los tra- bajadores (artículos 311 a 318) no son directamen- te imputables a las personas jurídicas, si bien habrá que tenerlos en cuenta porque las consecuencias jurídicas que llevan aparejadas pueden llegar a la di- solución de la sociedad.
Segundo: a la tabla de delitos indicada hay que añadir el de contrabando, conforme establece la Ley Orgánica 12/1995, de 12 de diciembre, de re- presión del contrabando.
2o- Se entiende que para hablar de una conducta delictiva de una persona jurídica siembre habrá que atender a aquellas conductas realizadas por per- sonas físicas, ya sean sus representantes legales o autorizados para tomar decisiones en nombre de la propia persona jurídica, o bien ostentan facultades de organización y control dentro de la organización, o bien se trata de personas físicas que, estando so- metidas a las personas indicadas anteriormente en este mismo párrafo, han podido realizar los hechos por haber incumplido gravemente aquéllos sus de-
tividad atendidas las concretas circunstancias del caso.
3o- Para atribuir la responsabilidad penal a las per- sonas jurídicas es necesario que el delito se haya co- metido en nombre o por cuenta de las mismas y en su beneficio, directo o indirecto.
4o- La persona jurídica quedará exenta de respon- sabilidad si, antes de la comisión del delito, ha adop- tado y ejecutado eficazmente un modelo de organi- zación y gestión que resulte adecuado para prevenir delitos de la naturaleza del que fue cometido o para reducir de forma significativa el riesgo de su comi- sión.
Es decir, se concretan cómo tienen que ser los mo- delos de organización y gestión, también conocidos como manuales de cumplimiento normativo penal o utilizando el término anglosajón “Compliance” Penal.
De esta manera, el manual de cumplimiento nor- mativo penal:
1.- Identificará las actividades en cuyo ámbito pue- dan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
2.-Establecerá los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con re- lación a aquellos.
3.- Dispondrá de modelos de gestión de los recur- sos financieros adecuados para impedir la co- misión de los delitos que deben ser prevenidos.
4.- Impondrá la obligación de informar de posibles
     

















































































   35   36   37   38   39