Page 22 - Internos_84
P. 22

 22
 1.- El acta matrimonial
En el año pasado 2017, se autorizaron en las Notarías españolas 8.233 escrituras de celebración de matrimo- nios utilizando el expediente matrimonial confeccionado por el Juez encargado del Registro Civil, siguiendo las normas contenidas en la Ley de 8 de junio de 1957 del Registro Civil y su Reglamento (RRC).
Estaba previsto que el expediente matrimonial pudiese realizarse en las Notarías a partir del 30 de junio de 2018, pero la Ley 5/2018, de 11 de junio, de modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero de Enjuiciamiento Civil, la ha pospuesto hasta el 30 de junio de 2020 y, como po- dremos verificar en estos breves esquemas que teníamos preparados para ponernos manos a la obra, supondrá un expediente muy diferente al que estamos habituados en los despachos.
2.- Requisitos del acta notarial para la celebración del matrimonio
La Ley de Jurisdicción Voluntaria (LJV) introduce de nuevo cuño en la Ley del Notariado, por la Disposición Final Undécima, el art. 51, cuyo tenor es el siguiente:
“1.- Los que vayan a contraer matrimonio para el que se precise acta en la que se constate el cumplimiento de los requisitos de capacidad de ambos contrayentes, la inexistencia de im- pedimentos o su dispensa, o cualquier género de obstáculos para contraer matrimonio, de- berán instar previamente su tramitación ante el Notario que tenga su residencia en el lugar del domicilio de cualquiera de ellos.
2.- La solicitud, tramitación y autorización del acta se ajustarán a lo dispuesto en el ar-
tículo 58 de la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil y, en lo no previsto, en esta Ley.”
Con el acta matrimonial se busca averiguar si realmen- te los futuros contrayentes reúnen los requisitos aparen- tes y de fondo para unirse en matrimonio.1
En primer lugar, el Notario y sus oficiales deberán eva- luar la capacidad jurídica de cada uno de los contrayen- tes, y para ello comprobará:
1.- Edad. (art. 46.1. CC). Se precisa ser mayor de edad o menor emancipado.
2.- Que están libres para contraer nupcias, es decir, ten- drán que ser solteros, viudos o divorciados.
3.- Hay que fijar la vecindad civil que rige la ley perso- nal (art. 9.2 CC).
4.- Juzgar la aptitud matrimonial. Se exige una capaci- dad natural mínima para obligarse en matrimonio, que permita un juicio favorable del Notario. Pueden existir “deficiencias mentales, intelectuales o senso- riales” que exijan informe médico.
5.- Verificar que exista dispensa judicial de algunos im- pedimentos a que aluden los arts. 47 CC y 247 del RRC.
3.- Procedimiento notarial del acta previa matrimonial
El matrimonio es un derecho reconocido constitucional- mente, siendo además un derecho de la persona humana que no puede ser coartado, ni siquiera temporalmente, con im- pedimentos u obstáculos que no tengan estricta base legal2 y, por ello, el temor al delito y la conveniente prudencia para
1 Para más información sobre este singular instrumento público ver Aplicación práctica de la nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria en la oficina notarial. Volumen VII de la colección “la Oficina Notarial”. Editorial Bosch. Barcelona, 2017. 2a edición. MARTÍNEZ ORTEGA, J.C. y RODRÍGUEZ DOMÍNGUEZ, R. Dedica más de 50 páginas a este novedoso documento notarial.
Práctica Notarial
  Esquema sobre el acta
notarial previa al
matrimonio
Juan Carlos Martínez Ortega | Doctor en Derecho - Abogado. Oficial de Notaría de Madrid
     2 Cfr. RDGRN de 22 de Marzo de 1974.
    









































































   20   21   22   23   24